Buscar por fechas

Relatos de Depilación Intima

Se ha publicado un libro de relatos de Depilación Intima, del que os ofrecemos a continuación un par de relatos muy divertidos.

Parece tan frágil, que cuesta creer que está a punto de enfrentarse a una agresión de tal magnitud como lo es la depilación con cera.

Cada poro de la piel se prepara para el doloroso momento, pero eso no significa que entienda la razón por la cual va a ser expuesta a dicha acción.

La moda, la pareja, la sociedad, los prejuicios. ¿Quién marca los parámetros que se deben seguir con respecto a nuestro propio cuerpo? ¿Por qué estamos creados de una forma y al final siempre queremos ser de otra? Deseamos alcanzar una perfeccion inexistente, siempre queremos mas y cuanto mas tenemos menos satisfechos estamos. Pero, ¿Cuanto mas estamos dispuestos a sacrificar por ese absurdo sueño de felicidad por nuestro aspecto fisico?

Ya no hay marcha atras, la cera esta puesta ya y habra que quitarla cuanto antes. ¡Es el primer tiron y no puedes mas! Te tomas tu tiempo para respirar, pero es imposible, solo puedes imaginar el siguiente tiron, y el que sigue hasta terminar. ¡Acaso asi torturaban a la gente en la epoca de la Santa Inquisicion! Te muerdes la mano, gritas, lagrimeas y por fin todo ha terminado.

Sales del centro de belleza como si acabaras de bajar de un caballo, te escuece todo. Pero lo mas importante es que ya has tomado una desicion importante: Adios a la cera. ¡La proxima depilacion sera con laser!

Podéis leer más en la página de concurso de Relatos de Depilación

Lo primero que pensó Mercedes al colgar el teléfono fue lo afortunada que era. Tenía más suerte que aquel anciano que había ganado la lotería 4 veces consecutivas con exactamente el mismo número: 12345. Lo segundo que pensó la puso más eufórica aún; ella era incluso más afortunada que aquel vejestorio millonario, ya que ella existía y él no, a menos que uno creyera en todo lo que publicaba aquel extraño pasquín “El Semanario de lo Insólito”. Lo tercero que pensó, sin embargo, eclipsó totalmente sus dos primeros pensamientos.

¡Oh Dios mío! ¡Mis piernas!

Ahí estaba ella; a tan sólo 8 horas de cenar con el hombre más apuesto, inteligente y carismático de todo el universo y estaba hecha un mono. Un orangután. La abominable ejecutiva de las nieves. Súbitamente sus vaqueros se tornaron transparentes, revelando un bosque insondable de color marrón. Con una rapidez únicamente igualada por una patada de Bruce Lee se quitó los pantalones y comprobó, llena de alivio, que era su imaginación jugándole trucos.

Oh Dios mío. ¿Se puede saber qué me está pasando?

La pregunta era, evidentemente, retórica. Ella sabía muy bien lo que le estaba pasando. No podría salir jamás con Paul-Henri (alias Mr. Perfecto) a menos que estuviera completamente depilada. Por supuesto que no tenía intención alguna de tener relaciones esa misma noche. Ella no era de esa clase (desde que tenía uso de memoria su regla siempre fue: la tercera es la vencida). Pero eso no importaba; si bien él podría pasar toda su vida sin tener el menor indicio sobre el nivel de crecimiento del vello de Mercedes esta noche en concreto, ella si sabría. Y lo sabría con un 100% de certeza. Ya podía escuchar a su mente diciéndole durante toda la cena: frondoooooso, laaaaaargo, espeeeeeso. Bajo ninguna circunstancia podía permitir que eso pasara, era hora de la acción.
Podría haber llamado a alguna amiga para que la ayudara a depilarse, pero como ayer había sido año nuevo pensaba que nadie iba a tener los ánimos para socorrerla; así que elaboró una estrategia que estaba destinada al fracaso: Se hizo un té y trató de auto-sugestionarse. Quería convencerse a sí misma de que por una noche ella perfectamente podía dejar su fijación de lado. ¿No tenía acaso miles de cualidades? Cerró sus ojos y se concentró en reestructurar sus redes neuronales. Eso duró aproximadamente unos 11 segundos. Exasperada, pero aún sin abrir sus ojos, rezó y trató de chantajear a Dios.

Oh Dios mío. Si me haces olvidar, sólo por esta noche, aquella maldita obsesión que tengo con mis pelos, prometo rezar el rosario todos los días antes de desayunar…

Puede ser que Dios sabía que ella iba a hacer caso omiso de su trato una vez que obtuviese lo que quería o quizás fuese el hecho de que el trauma era demasiado fuerte. De cualquier modo su neurosis seguía creciendo. Todo por culpa de aquella grotesca Tía Sorlanda y sus lunares peludos. Su infancia hubiese sido inmaculada de no haber sido por esos saludos efusivos que ella le propinaba. Cada vez que la Tía venía a la casa Mercedes pasaba toda la noche en vela pensando como era posible que alguien tuviera tan poca dignidad. Un día, sin poder contener más su desesperación, le dijo a su hermana “¡Por amor de Dios, si hasta un ciego es capaz de ver esos pelos!” a lo que ella respondió “Imagínate lo que debe tener bajo la ropa”.
El horror.
Aquel comentario gatilló en su mente una serie de imágenes que sólo pueden ser catalogadas como “infernales”. Fue una cascada de cuadros nauseabundos y posibilidades terroríficas que la marcaron de por vida. Fue tanto el shock para la pequeña Mercedes que ese mismo día hizo un pacto: Nunca permitiría que alguien sospechara de lo que llevaba debajo de su ropa. Iba a estar siempre impecable e impoluta. Igual que el David de Miguel Ángel, aunque en versión femenina. Davida.

Oh Dios mío. Tengo que pensar en un plan B.

El plan B consistía en la rasuradora; método que le provocaba una extraña sensación en el estómago, la misma que sentía cuando alguien pasaba sus uñas por el pizarrón, o sea; desagradable pero no intolerable. Respiró un par de veces tal como le habían enseñado en sus clases de yoga y, armándose de valor, entró al baño. Todo iba maravillosamente bien hasta que…

Oh Dios mío. Mi rebaje.

Había sido capaz de depilar todas sus piernas, pero el rebaje era demasiado. Era como pasar un rastrillo por la pizarra. Algo tendría que hacer con eso. Consultó su reloj: mediodía. Quedaban aún 7 horas para su cena. Impresionante ¡Tanto tiempo! Eso la llenó de ánimo, así que recogió su cartera y salió a la calle con un optimismo desbordante que le decía que seguramente iba a encontrar una peluquería abierta. En pleno 1 de enero.
Recorrió la ciudad frenéticamente en busca de algún lugar abierto. Al cabo de un par de horas ya sabía con exactitud como se sentían aquellos caballeros medievales que salieron en búsqueda del Santo Grial. Esto no le podía estar sucediendo. Tenía que haber algún lugar abierto en esta fecha. Su mente comenzaba a nublarse del nerviosismo. ¿Por qué Paul-Henri tenía que haberla invitado justo para estas fechas? Rudo, vulgar, desconsiderado, imbe…

OH DIOS MÍO

No lo podía creer, a tan sólo 100 metros de distancia había una peluquería abierta. Impresionada restregó sus ojos, mientras lo hacía se preguntó a si misma que haría en caso de que fuera una ilusión. Como no supo que responder estuvo restregándoselos por aproximadamente 4 minutos. Cuando el pánico irracional se fue atenuando decidió abrir sus ojos. ¡Gloria de Glorias! Su visión no la había engañado. En su mente la palabra oasis tomó un nuevo significado. Aparcó el coche y se apresuró a entrar. Iba corriendo hacia la entrada cuando vio el nombre del negocio: “PELUQUERÍA BELLIZIMA”. Se detuvo de golpe.

Oh Dios mío. ¿No es esta la peluquería de la que me habló mi hermana?

Sin perder un segundo sacó su móvil y marcó.
-¿Buenas?- contestó su hermana con una voz que forzosamente trataba de ser enérgica pero que transmitía por todos lados cansancio y resaca.
-Hola, soy yo, Mercedes, te tengo una pregunta…
-¿Qué hora es?
-Las 4:20. ¿Cómo se llamaba ese lugar donde fuiste, y cito textualmente, “brutalmente atacada por una psicópata con cera, Jack el depilador”?
-La Peluquería Bellizima, con una “z”. La señora era una carnicera, al terminar la sesión te juro que podía ver los músculos de mi pierna. Consideré seriamente en demandar a la desgraciada. Cambié de opinión porque luego de eso fui a hacerme la depilación láser, ya que había adquirido cera-caliente-fobia, y esa fue la mejor decisión que he tomado en mi vida…- Su hermana siguió hablando pero Mercedes era incapaz de procesar cualquier tipo de información.
¡Depilación láser! ¿Por qué no se había hecho ella la depilación láser? ¿Por qué seguía empeñada en utilizar métodos primitivos? Se sintió como su abuela Apolina, la cual seguía insistiendo en utilizar la plancha a carbón para las prendas especiales. Su falta de visión la tenía pasmada. Se sintió extremadamente vieja, incluso podía escuchar el sonido que hacían, en ese preciso momento, las arrugas que ganaban terreno en su frente.
-¡¿ESTÁS AHÍ?!- Los gritos de su hermana provenientes del móvil lograron sacarla de su estado cuasi-catatónico.
- Si, disculpa, estoy acá. Gracias por la información- Al decir esto Mercedes colgó el teléfono sin siquiera despedirse. No había tiempo para ser políticamente correcta, era hora de decidir.
Opción A: Entrar a la peluquería y ser salvajemente depilada, u opción B… no, en verdad no había opción B. Reuniendo todas sus fuerzas cruzó el umbral que separaba a la calle del lugar que su hermana había descrito como “un campo de batalla”.

***********************************************************************************
Cuentan las personas que moran por esos barrios que nunca habían escuchado gritos tan penetrantes como aquellos emitidos esa tarde. Uno que otro consideró la opción de llamar a la policía, iniciativa que, como suele ocurrir en las grandes ciudades, nunca fue concretada. Una señora que por ahí pasaba dijo que vio a una mujer salir de la peluquería tambaleándose con sus ojos llenos de lágrimas alrededor de las cinco de la tarde. Al salir le sonó el teléfono. La señora escuchó una conversación que terminaba con la frase “…Si, de verdad, podemos dejarlo para otro día, nos juntamos en otra oportunidad, no hay problema, no te preocupes, yo no tengo ningún problema con eso”.
Y era verdad. Lo peor ya había pasado.

Los vellos enquistados sólo se eliminan con depilación láser

Acaba con la foliculitis y los vellos enquistados en el pubis con depilación láser.

Se cree que la cera es una de las mejores técnicas de depilación pero no es así, ni termina con el vello de manera permanente ni está exenta de problemas cutáneos como los pelos que se enquistan bajo la piel.

Casi todo el mundo ha experimentado foliculitis en alguna parte del cuerpo, sobre todo cuando se han empleado antiguos métodos de depilación, y más aún con los que no arrancan el pelo de raíz.

La depilación con láser es la única solución.

Evita este problema y lo soluciona si ya está presente en tu piel. Aparte de terminar con el vello de manera casi definitiva dejando la piel muy suave. Por lo que acaba con el enquistamiento del vello con depilación láser y no es tan agresivo con la piel como la cera.

El origen de la foliculitis

Cuando el pelo está en el nivel de crecimiento, está a punto de salir y se queda bajo la capa de la piel, se produce lo que denominamos más habitualmente un pelo enquistado, y médicamente pseudofoliculitis o foliculitis.

Parece algo leve, pero produce incómodas molestias y problemas cutáneos como granitos, rojeces, rozaduras, irritaciones o infecciones, en las que incluso en algunas ocasiones hay que intervenir.

Las zonas más habitualmente perjudicadas son barba, cuello, piernas, ingles, genitales, pero en cualquier caso, a todas las edades, tanto en hombres como mujeres.

Cuando el resto de métodos no sirven o empeoran

Ya has probado todo tipo de técnicas depilatorias, pero no solucionan el problema o, en muchos casos, lo empeoran, debido en ocasiones al mal empleo de los mismos.

Algunas recomendaciones que ayudan desde casa serían:

 Exfoliarte la piel mientras que te das una ducha con algún producto como crema, esponja o guante de crin. Es una buena fórmula aparte para eliminar piel muerta, suciedad y, por supuesto, los pelitos enquistados. Ten cuidado y ten en cuenta que debes esperar tras la exfoliación para depilarte, ya que la piel está más sensible y si no puede irritarse. Después aplícate mucha hidratación.

El láser: la solución más efectiva

Pero cuando has probado los anteriores remedios y el problema continúa, pon fin a los pelos enquistados con depilación láser. Y si lo prefieres, sin excluir los mencionados consejos, ya que son compatibles con el láser. Aunque seguramente ya no hagan falta.

El tratamiento es muy beneficioso para evitar que se propaguen los pelos enquistados y eliminarlos incluso de las zonas más delicadas y difíciles. La piel lo agradecerá. Y tú también, ya que terminarás no sólo con el problema de foliculitis sino con los pelos de manera progresiva, permanente, segura y efectiva. Apreciarás los notables resultados a las pocas sesiones.

Depilacion de pubis

La depilación íntima de esta zona tan sensible, donde además el vello suele ser más fuerte y oscuros, la realiza cada una a su manera, desde tiempos antiguos es una zona donde las mujeres habitualmente se recortaban el vello, algunas prefieren usar métodos depilatorios tradicionales y otras utilizan nuevas tecnologías como el láser.

Pero sabes que es lo más recomendable para no herir y depilar de la mejor manera.

No recomendamos

El afeitado o rasurado con cuchilla, aunque es muy práctico y muy rápido a la vez que indoloro, es a su vez muy fácil causar pequeñas heridas y sobre todo el principal problema es la formación de pelitos enquistados o foliculitis, una vez vuelve a salir el pelo que suele salir en poco tiempo unos quince días máximo es usual que este se infecte por la humedad de la zona, el roce con la ropa, etc. causándonos picor y malestar.

Las cremas depilatorias en el pubis tampoco son muy aconsejables por la sensibilidad de la zona y también por que el resultado es parecido al de un rasurado con cuchilla en menos de dos semanas el pelo volverá a salir.

La cera caliente es de lo más engorroso y puede incluso provocarnos quemadura sino estamos con sumo cuidado, aparte es un método mucho más doloroso que cualquier otra técnica depilatoria.

Las pinzas de depilar para eliminar este vello puede resultarnos bastante doloroso.

Recomendamos como mejor método depilatorio para el pubis

La depilación láser, por sus múltiples ventajas:

En cada sesión permaneces depilada y sin vello más de dos meses.
Eliminas el vello para siempre en unas 8 a 10 sesiones.
Evitas la formación de foliculitis.
Es muy cómodo y rápido.
Tienes que realizarla en un centro médico por lo que te atiende personal cualificado y te lo hacen de manera correcta.
Puedes elegir si quieres una depilación mínima, brasileña o incluso integral

DEPILACIÓN ACTUAL O EL CANAL ANAL

Del concurso de Relatos de Depilación Intima organizado por la clínica Corporación Capilar, os pasamos algunos de los textos originales, se pueden leer más en la web del concurso.

Bajo el título un tanto críptico que parece esconder un tema sociológico, se esconde nada mas y nada menos que una preocupación preponderante de de nuestra juventud.                                                                  De una manera tangencial, he tenido conocimiento de los modos y maneras de presentar el cuerpo en su intimidad. Si por su naturaleza está dotado de los atributos normales de pelambreras y otras lindezas útiles y provechosas, en estos tiempos actuales tienden a desaparecer por mor de una estética o quizás por una higiene moderna y absoluta.                                                                                                                            Hablemos claro, la depilación actual está arrasando con todos los pelos y señales, incluso está llegando hasta el canal anal, denominación esta, desconocida por el gran público, ya que hasta ahora conocíamos solamente ciertos canales limitados a la estricta geografía.                                                              Debemos preguntarnos el porqué de este aspecto lampiño, limpio y antinatural de los cuerpos rasurados en piernas,brazos, pechos, espaldas ( que las hay ),pubis, axilas y canales anales.                      ¿ Queremos acaso suprimir todo rastro de animalidad ?. ¿ Queremos dar un aspecto robótico a nuestras carnes, inyectando productos en los labios, nalgas, pechos, penes y demás y a la vez eliminar los pelillos que tienen la función primordial de acumular y retener sustancias beneficiosas para la excitación sexual tan natural de nuestra especie?.                                                                                                                       Si durante la época hipy se decía, ” donde hay pelo hay alegría ”  hoy debería decirse, ” donde no hay pelo ¿ antes que había ?.                                                                                                                                                  Así, puede verse en algunos escaparates y anuncios de nuestras ciudades; INGLES + AXILAS 150 €., que un amigo leía inocentemente: inglés y axilas 150 € , sin comprender la relación del idioma con el sobaco.                                                                                                                                                                                 Un tema que parece tan frívolo, no deja de ser preocupante, pues donde antes estaban los genitales protegidos y adornados, ahora tenemos canales abiertos e insospechados.                                                       Si al final del siglo XIX y principios del XX las fotografías de las señoritas, aparecían con los pubis camuflados de maquillaje, hoy en día, el vello  empieza a disminuir notablemente y las dimensiones de los pelillos mas bien parecen parterres recortados y alineados alrededor de una fuentecílla, incluso  a veces desaparecen y donde antes parecía que había una maraña de bosque enfebrecído, se encuentra ahora el césped  rasurado y constreñido.                                                                                                                      Y no hablemos del varón de pelo en pecho, que tiene ahora un torso escultórico , unas piernas dulcemente depiladas,axilas suaves como un bebé y hasta el canal anal, tengo entendido que lo tienen   ( a pesar del dolor depilado y protegido.                                                                                                                       Señoras, señores, este asunto es pura antropologia. Deben la hembra y el varón solicitarse para el apareo con excitación, pero, si el pelo ya no sirve, asistimos a una  transformación profunda del cortejo, que sin rastros de olores naturales, ni rastrojos de pelos ni señales,acometen el coíto limpiamente.             ¿ Está la seducción sometida estrictamente a la estética o es una cuestión de de cambios sociales que operan lentamente, hasta convertir un hecho primitivo y ancestral, en algo banal, incluso en un ejercicio deportivo, donde se elimina, lo que por el gusto actual pudiera intimidar o incomodar al seducido ?.           No es una cuestión baladí, pues la depilación, ya sea por lasser o fotodepilación, es definiva, la persona  elije estar monda y lironda el resto de su vida, una decisión que parece tomarse a la ligera, aunque bien pudiera ser que volvieran a llevarse las pelambres de la cromagñona y la moda se viera obligada a ofrecer, pelucas y peluquines para pubis y cataplines.                                                                                               Este delirio juvenil por el aderezo íntimo, despojando de todo rastro primigenio lo que fuera en su día un claro reclamo, nos lleva a cuestionarnos si los cambios en la seducción estan guiados por la moda depredadora o por un atavismo salvador para proteger la especie en su apareamiento, ya que cada época tiene su manera de fascinar y engatusar a sus congéneres.                                                                        Debemos por tanto  mirar con curiosidad y precaución esta nueva costumbre, ya que quizás,hasta nosotros mismos caigamos en la tentación de hacernos una depilación anal. Mientras tanto, “pelillos a la mar”

Quieres Depilarte con Láser Gratis

Es tu oportunidad en el Facebook de Corporación Capilar puedes conseguir un año de Depilación Láser Gratis, es un chollo, pues esta Clínica es una de las mejores en Tratamientos de Depilación láser ya que tienen todos los tipos de láser y médicos dermatólogos.

Además es muy fácil, sólo hay que poner un comentario sobre el día que ibas sin depilar, si quieres conseguir el premio puedes comentarlo con tus amigos así puedes recibir más votos :-) .

Un cuento con final feliz gracias a la depilación láser del pubis

Érase una vez una preciosa princesa llamada Aurora.

Todos los príncipes de los reinos vecinos suspiraban por ella, por sus ojos azules, sus labios rojos, su cabello dorado y su blanca piel.

Lo que no sabían es que bajo sus preciosos vestidos de seda y tul se escondía algo más que unas enaguas bordadas.

El gran secreto de Aurora, que sólo su doncella de confianza conocía, era el exceso de vello de su pubis. Esto la tenía bastante preocupada, porque sabía que en el momento de desnudarse perdía todo su encanto femenino. Pero en aquella época no había depilación láser, así que se veía obligada a depilarse con cuchilla. Por eso nunca llegaba a conseguir el aspecto que ella desearía.

Así que tomó una decisión.

Le pidió al hechicero de palacio que le preparara un brebaje con el que dormir de forma indefinida. Después, le encargó a su doncella que corriera la voz de que una malvada madrastra la había envenenado. Sus padres, que bastante tenían con el disgusto de que su hija se pasara el día en la cama, no podían entender cómo había surgido un rumor tan absurdo.

Muchos fueron los príncipes que acudieron a lo largo de los siglos a besar sus labios, pero Aurora, que ya era conocida como la Bella Durmiente, estaba esperando su momento.

Y ese momento llegó en el siglo XXI. Cuando escuchó que se había inventado la depilación láser, se despertó unas cuantas veces para acudir a un centro de depilación por láser. Le fue muy bien porque su piel blanca y su vello oscuro eran ideales para este tipo de tratamiento. Cuando consiguió hacer desaparecer todo el vello indeseado, mandó a su doncella en busca del príncipe que más le gustaba y volvió a dormirse mientras él venía.

Entonces sí despertó cuando la besó, y en todo el reino se festejó la noticia de que Aurora seguía siendo bella, pero no durmiente.

Y por supuesto se casó con el apuesto príncipe, pero lo hizo cuando ya estaba agusto consigo misma.

Por ello, fueron felices y ella pudo disfrutar de unas relaciones más placenteras y de la satisfacción que da gustarse a uno mismo.

¡Y todo gracias a la depilación láser!

¿Para qué tipo de persona es la depilación pubis?

¡La depilación pubis es para todas! No hace falta ser actriz porno o modelo de ropa interior para sentirnos bien con nosotras mismas y con nuestro cuerpo, ni para hacer algo que muy posiblemente mejorará nuestra vida sexual y además nos aportará comodidad.

Primer tópico: la edad

A muchas mujeres, sobre todo si han pasado los 50 años, les da vergüenza todo lo que tenga que ver con este tema: informarse en un centro médico, comentarlo con sus amigas, y sobre todo mostrarle el resultado a su pareja. Consideran que depilarse la zona de la vagina es algo de gente joven, que ellas ya tienen su pareja y “no están para esos trotes”. Sin embargo, a sus parejas también les hace ilusión que ellas se cuiden y les sorprendan. Y a muchas de ellas les gustaría tener valor para aparecer un día con una sorpresa de este tipo para él, y también verse mejor ellas mismas. Pero la educación recibida y ciertos complejos relacionados con el propio cuerpo y con la sexualidad se lo impiden.

Y es que estos complejos son otra de las causas que a muchas mujeres les impiden informarse sobre la depilación íntima. Les parece ridículo cuidar esa zona cuando no se sienten bien consigo mismas y el resto de su cuerpo no les gusta. Pero si es tu caso piensa una cosa… si tu pareja quiere mantener relaciones contigo, es porque piensa que eres atractiva, así que ¿qué tendría de malo serlo más todavía y sentirte orgullosa de ello?

Otro enemigo: la dejadez

En casos de gente más joven, el problema es la dejadez en la que algunas personas se dejan caer cuando ya tienen una pareja estable. Al principio procuran ir siempre impecablemente depiladas, arregladas y perfectas para cualquier ocasión. Pero poco a poco, al adquirir confianza, se va perdiendo este afán. ¡Despierta! No dejes que la rutina termine con la ilusión del principio. Que haya confianza para ponerte un pijama de felpa y una manta de cuadros y plantarle los pies con calcetines gordos en sus piernas para ver una peli no sólo es normal, sino que es muy bonito. Pero lo es más aún si luego surge un momento más íntimo y él encuentra que estás tan perfecta como en aquellas primeras citas.

Muchas ventajas para todas, seas como seas

No importa tu edad, si tienes o no pareja o desde cuándo. Si te parece que es más higiénico y atractivo llevar la zona íntima bien depilada y siempre suave y no estás dispuesta a sufrir tirones cada poco tiempo durante toda tu vida… ¿a qué esperas? Infórmate, y te darás cuenta de que merece la pena.

Te sentirás más limpia, más cómoda, te olvidarás en verano de depilar la zona del bikini… Y en el terreno sexual, tu pareja se sentirá halagada, y tú te verás más atractiva y ello hará que disfrutes más de los momentos de seducción y del acto en sí.

Depilación láser y sol


El bikini no protege del sol en algunos casos, cuidado con la depilación láser y el sol.



Todos sabemos que bajo ningún concepto debemos someternos a un tratamiento de depilación láser con la piel bronceada por el sol.
Algunos no le dan demasiada importancia, como tampoco suelen protegerse la piel con cremas. Pero en cualquier centro médico nos desaconsejarán llevarla a cabo si estamos morenos.

La gran duda que surge es si podemos depilarnos el pubis y la vagina mientras tomamos el sol. A primera vista podríamos pensar que sí, puesto que gracias al bikini o bañador la zona está protegida del sol, y de hecho no se pone morena.

Pero hay que tener mucho cuidado, porque cuando nos depilamos esta zona es muy habitual que el láser también cubra las ingles y otras partes que sí están expuestas al sol. Y las quemaduras en pieles así de sensibles pueden resultar más molestas si cabe que en otras partes del cuerpo.

El pantalón corto sí puede ser la solución

Sin embargo, siempre que todavía no hayamos tomado el sol sí podemos aprovechar los meses de verano para depilarnos la vagina o el pubis. La solución es utilizar siempre un bikini tipo short o, mejor aún y para curarnos en salud, un pantaloncito corto. Si es extremadamente corto no se notarán las marcas con la ropa de verano, y sin embargo sí nos protegerá la zona al completo, incluyendo las ingles.

Hay que tener en cuenta que una cosa es proponerse ir siempre así, con los pantalones para protegerse del sol, y otra muy distinta tener que cumplirlo. Y el riesgo no merece la pena. Así que mejor pensarse dos veces si este es el mejor momento para hacerse la depilación láser.

Ante la duda, mejor elegir otra época del año

Si no tenemos claro que siempre vayamos a ir a la playa con pantalón corto, o no queremos lucir marcas antiestéticas cuando nos quitemos la ropa, es mejor esperar un par de meses una vez que termine el verano, a que el bronceado se haya retirado de nuestra piel por completo.

Así podremos depilarnos de forma segura, que al fin y al cabo es lo más importante cuando nos sometemos a un tratamiento de este tipo
. De todas formas, si tienes dudas sobre lo que mejor te puede venir, lo ideal es que acudas a un centro médico especializado donde nos aconsejen.



Original depilación láser pubis


La depilación láser pubis

Lo más habitual en la depilación láser pubis es realizarse lo que se denominan ingles brasileñas. Se trata de dejar una pequeñísima parte de vello en forma de triángulo o de línea en la parte delantera y depilar el resto, incluyendo toda la parte vaginal. Otra opción es depilarse sólo las ingles, lo que se suele llamar la línea del bikini.

Pero cada vez está más de moda innovar en esta zona y realizarse diseños con el pelo, que pueden incluir hasta teñidos de diferentes colores. Se puede hacer de todo, desde lo más básico, como corazones o formas geométricas, hasta complicados diseños como flores e incluso equipos de fútbol, que son los más demandados en los últimos tiempos para sorprender a la pareja.

La gran duda del diseño permanente

El problema surge cuando no se sabe si someterse o no a la depilación láser, puesto que si quien se hace las ingles brasileñas ya no tendrá opción a “cambiar de look”. Pero tampoco quiere renunciar a la comodidad de dejar de estar pendiente para siempre del pelo, a cambio sólo de un bonito diseño de vez en cuando.

Otra cuestión que se plantea es si realizarse un diseño y depilar con láser el resto. Este caso es posible siempre que se esté muy seguro de la forma que se le va a dar, puesto que va a ser lo más parecido a un tatuaje: no habrá manera de cambiar después ese dibujo.

La solución, combinar ambas opciones

Mi consejo es no arriesgarse a hacerse un diseño permanente del que nos podemos cansar. Pero si la persona sabe que le puede apetecer en cualquier momento innovar y depilarse con algún dibujo, tampoco debería hacerse la depilación brasileña.

Lo más común para no poder arrepentirte sería depilar con láser las ingles y los labios vaginales
, dejando el monte de venus arreglado pero con su vello original. De esta forma se puede disfrutar de la comodidad de no tener que depilarse las ingles nunca más, que es lo que a todos nos gusta de la depilación permanente.

Y en la parte que queda natural, siempre podremos hacernos un diseño cuando nos apetezca
, o depilarlo más o menos según el momento, pero con técnicas que permitan que el pelo vuelva a salir y podamos cambiar su aspecto a nuestro antojo.

Y si pasas de diseños, la depilación integral y olvidemosnos del vello púbico para siempre, ¿Por qué no?

http://www.dreamstime.com/happiest-woman-thumb7023495.jpg

Depilación brasileña ¿estamos a tiempo de cara al verano?

Ya estamos en abril, pero todavía podemos lucir unas ingles perfectas este verano

La depilación láser en ingles o depilación brasileña suele ser muy efectiva, ya que se trata de vello fuerte y a menudo oscuro. Además, no es una zona de gran extensión como pueden ser las piernas, por lo que el precio es muy asequible.

Pero si todavía no se ha comenzado el tratamiento, puede surgir la duda de si es conveniente o no hacerlo, ya que un mes después de cada sesión no se debe tomar el sol en la zona depilada.

Si nos decidimos rápido, podemos lucir unas ingles suaves en verano, organizándonos bien

Si la decisión está tomada, hay que ir a un centro médico en el que nos aconseje un profesional, no a cualquier centro donde la persona que decidirá si es el mejor momento o no, no tiene conocimientos de salud.

Allí, si el facultativo ve que la zona lleva tiempo sin broncearse y que no estamos tomando ninguna medicación incompatible, nos aconsejará el tipo de láser que debemos usar, y nos orientará sobre el número aproximado de sesiones que vamos a necesitar, así como el intervalo de tiempo que debe pasar entre ellas.

Por lo general, son suficientes de 6 a 8 sesiones para eliminar la mayor parte del vello, y entre ellas suelen transcurrir aproximadamente un mes y medio o dos meses.

Por tanto, si comenzamos ahora con nuestra primera sesión, en mayo podremos recibir otra, y dependiendo de los planes que tengamos en cuanto a tomar el sol en verano, incluso a principios de junio tendríamos la posibilidad de hacernos la tercera. Después, dependerá de cada persona. Si en julio tienes pensado ir a la piscina o a la playa, la de junio debería ser la última sesión. Si hasta agosto no te vas a exponer al sol, puedes apurar una más al empezar el mes de julio, para que pueda pasar un mes antes del bronceado.

Con estas sesiones, aunque nos quede algo por hacer para lucir las ingles perfectas que buscamos, ya tendremos la tranquilidad de no tener que repasar constantemente la línea del bikini, puesto que el vello que quedará será muy poco y además bastante débil.

Una vez pasado el verano, y dejando a la piel descansar un mes para perder el bronceado, podemos retomar el tratamiento realizando las sesiones necesarias para llegar al 100% de la eliminación del vello.

Pero ya habremos pasado un verano mucho más cómodo al habernos dado nuestras primeras sesiones!

http://www.dreamstime.com/happy-holidays1-thumb1364888.jpg